Upstream color, dirigda por Shane Carruth, tercera joya del ciclo de cine independiente de USA

por max 16. septiembre 2014 14:39

 

Upstream color (2013) de Shane Carruth, es una especie de thriller que no es thriller, de arrebato de ciencia ficción que no es ciencia ficción y de drama romántico que no es romántico… Es, al fin de cuentas, una de esas películas fabulosas que no tienen clasificación, y que tampoco la necesitan.

Shane Carruth es de profesión ingeniero, pero siempre quiso hacer cine. En 2004 reunió siete mil dólares y realizó su primera película, Primer (aquí puedes ver el tráiler), una cinta también de ciencia ficción sin mayores efectos especiales pero con una historia fascinante sobre una máquina del tiempo que es utilizada con fines más que egoístas. Primer fue presentada en el festival de Sundance y de inmediato se convirtió en la sensación del momento, lo que hizo que ganara el Gran premio de jurado a Mejor película. Nueve años después, Carruth nos entregó su segunda cinta. Una película que continúa su búsqueda dentro de la ciencia ficción minimalista llena de imágenes poéticas e impactantes.

¿La historia? Pues bien, cierta noche, Kris (Amy Seimetz) es secuestrada e hipnotizada —o drogada— por un personaje que la pone a realizar actividades absurdas (como hacerle beber agua creyendo que el agua es un líquido delicioso, o ponerla a transcribir la novela Walden de Henry David Thoreau). En cierto momento, ella descubrirá que lo que ha servido para dominarla son unos gusanos que lleva por dentro. Luego despertará abruptamente en otro sitio. Ya para entonces será demasiado tarde: Kris ha sido despojada de todo su dinero y ha perdido su trabajo. Más tarde será atraída a una granja donde un personaje identificado como The Sampler (Andrew Sensenig) le extraerá sangre y se la inyectará a unos cerdos. Ella volverá a despertar en otro sitio y no tendrá claro sus recuerdos. Un año después, se encontrará con Jeff (el mismo Carruth), quien también parece haber sufrido algo muy similar a lo de ella. Juntos intentarán llenar los vacíos de su memoria, lo que es igual a irse descubriendo a sí mismos y hasta lo peligrosos que pueden llegar a ser.

Se trata sin duda de una joya cinematográfica que Charruth escribió, dirigió, actuó, fotografió, musicalizó, mercadeó y distribuyó, y que al final obtuvo una buena cantidad de nominaciones en distintos festivales, así como el premio Citizen Kane a Carruth como Director revelación en Sitges (festival de cine fantástico) y el premio Especial del jurado en Sundance por el diseño de sonido.

Upstream color, este jueves 18 de septiembre, dentro del ciclo de cine independiente de USA, por Max.

¿Qué ves cuando vez Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

Etiquetas:

General

El capital, un drama explosivo dirigido por Costa-Gavras sobre la avaricia de las leyes del mercado

por max 12. septiembre 2014 12:05

 

El capital (Le capital, 2012) de Costa-Gavras, un director que ya tiene sus galones encima, es un drama de montaña rusa basado en la novela homónima de Stéphane Osmont, que nos presenta la historia de la subida a los templos de la avaricia global de Marc Tourneuil (Gad Elmaleh), un ejecutivo depredador, un sociópata del dinero.

Se trata de una cinta que nos habla del placer por la especulación, por la acumulación, por el reto de hacer cada vez más y más dinero en un espiral imparable donde el medio para conseguir el capital se convierte en sí mismo en la única finalidad. Acumular por acumular, dejar a un lado la ética, ser amoral, inmoral, pretendidamente inmortal, ser una máquina de apartar gente, empresas, dignidades con el sólo fin de producir dinero. Lo dice el propio director: «Somos esclavos del capital». Una visión, claro está, que apunta, dispara y bombardea a los extremos de la globalización y del valor de mercado. La cinta incluye también al siempre solvente Gabriel Byrne.

El capital, este domingo 14 de septiembre, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

Etiquetas:

General

Comenzando de nuevo, drama sobre el alcoholismo que continúa el ciclo de cine independiente norteamericano

por max 9. septiembre 2014 07:25

 

Esta semana continuamos con la segunda joya del ciclo de cine independiente norteamericano. Esta vez se trata de Comenzando de nuevo (Smashed, 2012), de James Ponsoldt, un drama poderoso que gira en torno al tema del alcoholismo, terrible enfermedad que azota a millones de personas.

Kate (Mary Elizabeth Winstead), una maestra de escuela, vivirá entre la mentira social y su lucha privada e íntima contra la enfermedad, allí donde habita el dolor, la desesperanza pero también el amor. Y es que Kate y su esposo Charlie (Aaron Paul) protagonizarán una batalla muy dura que sirve como escenario para que Ponsoldt maneje, junto a sus diestros actores, el delicado equilibrio que la enfermedad impone a la relación de pareja, al odio, al dolor, la ebriedad y a la sobriedad. Porque no sólo es difícil dejar de beber, terrible también es mantener la vida, el equilibrio de la vida, el amor y la cordura sin el alcohol de por medio. Esta cinta, que no quepa duda, es al mismo tiempo una historia de amor y una gran épica.

Comenzando de nuevo, este martes nueve de septiembre, dentro del ciclo de cine independiente de USA, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

 

Etiquetas:

General

Gypsy Davy, un documental de una hija que va tras los pasos gitanos de un padre que la abandonó

por max 5. septiembre 2014 10:35

 

En los últimos tiempos hemos visto documentales en los que su realizador, el documentalista, pone en juego mucho de sí mismo, su propia vida. Recordamos de reciente data en Max, Stories We Tell (2012), de la directora y actriz canadiense Sarah Polley, documental en el que Polley explora en su pasado, en su madre, en su familia, para terminar descubriendo que ella no es hija de su padre.

Con Gypsy Davy (2011), tenemos otro trabajo que también explora la relación padre-hija, pero en este caso en particular, la hija, la realizadora Rachel Leah Jones, se va tras la pista de un padre cuyo nombre conoce desde pequeña, aunque él la haya dejado con apenas unos meses de nacida (a ella, y claro está, a la madre). Se trata del músico norteamericano David Jones, mejor conocido como David Serpa, un aclamado guitarrista de flamenco (sí, de flamenco) que a lo largo de su vida tuvo varias mujeres y varios hijos con estas mujeres. Un trabajo que tomó diez, en los que la directora no sale a la búsqueda de expertos que hablen del maravilloso talento de su padre, sino que le sigue la huella a sus pasos errantes para tratar de leer algo allí, algo en sus pasos de gitano. La cámara, como el padre lo hizo tiempo atrás, también va al encuentro de las distintas mujeres que tuvo, ellas todas, que en algún momento creyeron que aquel amor sería para siempre. La directora presta la voz que acompaña la cinta, casi de manera confesional, para hablarnos y a la vez hablarle a este genial artista que sólo sabe de su arte, pero que no supo ser esposo y buen padre, un artista que enamoraba con su música, la misma música que está muy presente a lo largo de este documental que se acerca al enigma de la pasión por el arte, de esa pasión, de ese duende, como la llamaba García Lorca, que no deja nada para nadie y para nada que no sea el arte mismo.

Gypsy Davy, este martes 9 de septiembre, por Max.

¿Qué ves cuando vez Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

 

Vida de motel, un drama con emoción del thriller policial

por max 5. septiembre 2014 10:31

 

 

Sthephen Dorff, Emile Hircsh, Kriss Kristofferson y Dakota Fanning son los protagonistas de Vida de motel (The Motel Life, 2012), un muy humano drama independiente con emoción de thriller dirigido por los hermanos Alan y Gabe Polsky.

Inspirados en la exitosa novela del mismo nombre escrita por Willy Vlautin y publicada en 2006, este film entre el thriller de carretera y el drama fraternal, nos presenta, precisamente, la historia desesperanzada de dos hermanos.

Frank (Hirsch) y Jerry (Dorff) son dos jóvenes de Reno que no han tenido una vida fácil. Viven de hotel y hotel, realizando trabajos marginales, bebiendo a raudales y arrastrando un pasado sin padre y sin madre, que es mostrado a lo largo del film con frecuentes flashbacks. A Jerry, además, le falta una pierna, producto de un intento de escape del orfanatorio durante la adolescencia. Frank, de alguna manera, se siente culpable por aquel accidente, por lo que monta sobre sus espaldas todo el trabajo pesado que su hermano está impedido de hacer.

Como se ve, no son dos caramelitos, pero además viven encerrados en su mundo maltrecho, y sólo para sustentarse uno al otro, para salvarse de vez en cuando del mundo, acuden a la ficción. Frank cuenta maravillosas historias donde ellos dos son los héroes que acaban con todos los villanos (piratas, nazis). Jerry, que en las historias de Frank es dueño de sus dos piernas, va realizando dibujos de lo que su hermano le cuenta. Están tan sumidos en su mundo, que Jerry tiene una novia imaginaria, cuyos dibujos va pegando en las paredes de los moteles adonde llegan. Así van trajinando, hasta que un día, Jerry atropella a un niño en la carretera, y ambos entonces se dan a la fuga. Terminarán en casa de la ex novia de Frank, Annie (Dakota Fanning), una chica que fue forzada a la prostitución por su madre y que de igual manera disfruta las fantasías escapistas de Frank. De esto modo, se irá conformando cada vez más la imagen completa del alma de los personajes, con secretos, frustraciones y sueños de por medio, hacia un final sobrecogedor.

Se debe destacar la magistral interpretación de ambos actores, su compenetración para establecer una relación de hermanos compleja y profunda. Sin duda, la actuación es uno de los más grandes logros de esta cinta con muchas propiedades que reseñar.

Vida de motel, este domingo 7 de septiembre, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

Cuando te vi, un conmovedor drama entre Jordania y Palestina

por max 4. septiembre 2014 10:15

 

Según leo por allí, Annemarie Jacir es la primera directora de cine palestina, y además la primera en darse a conocer fuera de sus fronteras. Lo hizo en 2008, cuando su ópera prima Salt of the Sea se convirtió en todo éxito dentro los circuitos especializados. Residenciada en Jordania, la directora nos cuenta en Cuando te vi (When I Saw You, 2012), su segunda producción, una historia que transcurre en ese territorio durante el año de 1967, pero que tiene mucho que ver con Palestina, pues sus dos personajes principales resultan ser dos refugiados que vienen de allá. Ellos son Tarek (Mahmoud Asfa), un niño de once años, y su madre Ghaydaa (Ruba Blal), quienes, huyendo del conflicto, terminan en el campo de Harir, en Jordania.

Allí, a pesar de las limitaciones, Tarek y su madre se sienten más o menos seguros. Pero aún así, Tarek, inquieto, de espíritu libre, muy inteligente (aunque poco dado a la escuela), comienza a distanciarse cada más de la zona, adentrándose en los bosques a la búsqueda de su padre perdido. Dentro de esas zonas intrincadas, Tarek descubrirá a un grupo de guerrilleros que lo tomarán como mascota y además lo entrenarán, por lo que el muchacho comenzará a vislumbrar una nueva vida como guerrero. Pero su madre saldrá a buscarlo, y no te quepa duda de que lo conseguirá; así que el gran guerrero, se verá en serias dificultades.

Una historia conmovedora y al mismo tiempo dura sobre el crecimiento, el dejar atrás la fantasía de la niñez y afrontar la dureza del mundo adulto. Con un evidente trasfondo político, esta pequeña joya del cine se aleja sin embargo de la propaganda y se adentra con belleza en el conflicto humano de sus protagonistas.

Cuando te vi, en estreno el sábado 6 de septiembre, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones, haz clic acá.

 

Y acá tienes el resumen del capítulo 3 de The Knick

por max 3. septiembre 2014 11:17

 

¿Ya lo viste? ¡Todavía no! Pues acá tenemos el resumen de lo que fue otro gran capítulo de la serie The Knick, dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Clive Owen.

En este tercer episodio aparece un antiguo amor de Thackery. Ella es una mujer casada que ha contraído sífilis de su esposo. La enfermedad le ha afectado de tal manera que ha perdido totalmente la nariz. Ella le pregunta a Thackery si se puede hacer el algo. Él dice que sí, que puede hacerle una cirugía reconstructiva, que consiste, en parte, en adherirle a la fosa nasal tejidos del brazo, por lo que el brazo tendrá que estar pegado a su cara durante un buen tiempo. Thackery pretende remitirla a otro doctor, ella le ruega que sea él mismo quien realice el procedimiento.

Por otro lado, Algernon Edwards continúa con la instalación clandestina de una clínica para negros en los sótanos del Knick. En el proceso ya ha reclutado a dos mujeres, también de raza negra y a un par de trabajadores más de la misma instalación. En cierto momento opera a un paciente, a quien por supuesto, no puede dejar en reposo en el sitio. Edwards le prescribe descanso absoluto, pero el hombre, trabajador humilde, termina volviendo al trabajo. Esto hace que las suturas se abran y que el hombre vuelva donde Edwards. Luego de una operación infructuosa, el hombre muere.

Mientras, los asistentes de Thackery intentan traducir la revista francesa que describe la operación con tratamiento galvánico. Poco es lo que logran. Lo que sí les queda claro, para su sorpresa, es que el coautor del artículo es el mismísimo Algernon Edwards. Thackery finalmente acepta incluir a Edwards en la cirugía, pero sólo como instructor de los procedimientos que los asistentes de Thackery irán realizando. Es decir, Edwards sólo dirá lo que se debe hacer.

Seguimos también adentrándonos en la vida de Barrow. Quien para pagar su deuda con el mafioso Bunky Collier, se roba un cadáver del hospital. Conocemos a su esposa, que le pide constantemente dinero, y a su amante prostituta, a la que le regala dos pendientes de perlas robados a su propia esposa.

Se asoman de igual modo, un poco más los detalles de la misteriosa monja que fuma y que aporta una buena cantidad de dinero, en secreto, para la caridad. Allí tenemos las palabras del conductor de la ambulancia: «Si tan sólo ellos supieran quién eres realmente». Por supuesto, Thackery sigue inyectándose cocaína.

Recuerda, The Knick, todos los viernes, por Max.

 

Nota importante: Este viernes, por cierto, podrás disfrutar de nuevo del capítulo 3, pues la serie hace un pequeño alto para volver el viernes 12 con el capítulo 4.

Etiquetas:

General

En septiembre, los jueves son de cine indie de USA

por max 1. septiembre 2014 05:49

 

Todos los jueves de septiembre, Max nos traerá lo mejor del cine independiente o indie, como también lo llaman; ese cine hecho en USA que, ya sabemos, está hecho sin grandes costos de producción pero montado sobre la idea de presentar historias originales, diferentes, de conflictos humanos profundos y, por supuesto, en ocasiones, también muy descabelladas.

Acá, las cuatro pequeñas joyas y sus fechas, con una pequeña nota para cada una, haciendo especial énfasis en la primera, que es la que nos toca pronto:


 

Jueves 4: Short Term 12 (2013): un drama sobre la juventud perdida dirigido por el joven cineasta Destin Daniel Cretton. Esta conmovedora y dura historia toma el punto de vista de Grace (Brie Larson), una joven veinteañera que se desempeña como supervisora en un centro de atención de adolescentes huérfanos o maltratados por sus familiares. Años atrás, ella estuvo en la misma situación que los chicos a los que cuida, y ahora sólo anhela devolver el favor a quienes les salvaron la vida. Al mismo tiempo intenta estar a gusto con su novio Mason (John Gallagher Jr.), uno chico nada fácil. No obstante, en ella aún se mueve el pasado conflictivo, que late allí como herida y que empezará a surgir con la llegada de nuevos miembros a la comunidad, en especial Jayden (Kaitlyn Dever), una chica inteligente y problemática en la que Grace verá mucho de lo que ella fue y que quizás siga siendo. Cabe destacar que la película está basada en el documental del mismo nombre que le dio a Cretton el premio en Sundance a Mejor cortometraje en 2009.


 

Jueves 11: Comenzando de nuevo (Smashed): Cinta de James Ponsoldt que se adentra, a profundidad y con seriedad, en el drama de Kate, una maestra de escuela alcohólica que luchará, junto a su marido por vencer la terrible enfermedad que la atormenta.

 

 

Jueves 18: Upstream Color: segunda joya cinematográfica dirigida por Shane Carruth. Quizás la película más extraña de este ciclo, Upstream color es una especie de thriller de ciencia ficción y al mismo tiempo un drama romántico que incluye a unos gusanos que se mueven por la sangre y que trastornan la personalidad, a una muchacha atormentada y perdida que no recuerda ciertos momentos de su pasado, a un granjero-científico-estafador que hipnotiza a sus víctimas con los dichosos gusanos y a un hombre que también ha olvidado cierto detalles importantes de su pasado.


 

Jueves 25: Small Apartments: otra increíble cinta de género impreciso dirigida por Jonas Åkerlund, en la que habrá un asesinato, unos vecinos fuera de lo común y un hombre muy torpe, encargado de esconder el cadáver.

Anótalo, cada jueves de septiembre, una película independiente de USA para ti.

¿Qué ves cuando ves Max?

Confesiones de un hijo del siglo, un drama histórico sobre el amor y la decadencia protagonizado por Pete Doherty y Charlotte Gainsburg

por max 28. agosto 2014 08:27

 

El drama de época Confesiones de un hijo del siglo (Confessions of a Child of the Century, 2012) es una adaptación de la novela autobiográfica de 1836 que lleva el mismo nombre y que fue escrita por el poeta y dramaturgo francés Alfred de Musset. La película, dirigida por la belga Sylvie Verheyde (Stella), nos presenta en los roles protagónicos a la musa de Lars von Trier, a la valiente Charlotte Gainsburg (por trabajar con Von Trier es valiente) y al enfant terrible de la música británica contemporánea, Pete Doherty.

Estamos en los finales de las guerras napoleónicas, en pleno siglo XIX, Octave (Doherty) es un joven atractivo que vive ajeno a cualquier crisis de su tiempo, y no hace más que amar a su bella esposa Elise (Lily Cole). Pero entonces Octave descubre que ella le es infiel, y él va a caer directo en los abismos del exceso y la decadencia bajo la tutela de su amigo Desgenais (August Diehl). No obstante, por debajo de la vida libertina, late en Octave una necesidad más profunda. Y es que Octave todavía abraza esperanzas de un amor puro y verdadero. En plena crisis, muere su padre, y Octave, ya realmente desesperado, no hace otra cosa que huir al campo, tema muy típico de las novela decimonónicas; es decir, ese establecer los contrastes del campo y la ciudad. Ya en la campiña, Octave conoce a Brigitte Pierson (por supuesto, la Gainsbourg), una viuda diez años mayor que él, que dedica sus días a palear la miseria de los necesitados. En ella, Octave encuentra ese anhelo nunca sepultado por los excesos, es decir, encuentra un nuevo amor. Luego de luchar contra la resistencia de la dama, que ha sufrido en el pasado por causa de las relaciones sentimentales, Octave, ya triunfante, comienza a dejarse llevar por la desconfianza que se ha enquistado en él por causa de su historia reciente. En un mundo en pleno derrumbe de creencias y valores, romántico y descreído, saturado del llamado mal de siglo (recordemos al Werther de Goethe), el amor parece destinado a perecer. Como hijo de su tiempo, Octave enfrentará entonces un profundo dilema, y tendrá que decidir.

Confesiones de un hijo del siglo, este domingo 31 de agosto, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

Etiquetas:

Y acá, la recapitulación del segundo capítulo de The Knick

por max 28. agosto 2014 08:08

 

En el segundo capítulo de The Knick, nos adentramos en la vida de algunos de los personajes, principalmente en la del doctor Algernon Edwards y en la del administrador Barrow.

Sobre Algernon Edwards nos enteramos que, a pesar de haber estado en Europa y de ser un médico de primera, vive en el distrito Tenderloin, un barrio pobre destinado a los negros. Allí vemos por las dificultades que pasa. Debe, por ejemplo, hacer fila para usar el único baño del edificio, y además soportar la agresividad latente de otro hombre, quien pregunta por sus zapatos de fino cuero.

Por otro lado, la reciente instalación de la electricidad trae problemas en la sala de cirugías. Un cauterizador eléctrico explota en plena operación, y como consecuencia muere el paciente y una enfermera que, sin reparar en sus acciones, arroja un cubo de agua sobre el cauterizador en llamas, lo que hace, al alcanzarla el agua, que se electrocute. Thackery queda muy molesto, y también Cornelia, la hija del benefactor del hospital. Ambos expresan su enojo al administrador, el señor Barrow. Le dicen que la instalación ha sido una estafa, que la luz se va a cada rato, que le reclame al contratista. En este punto, la historia se adentra un poco más en el administrador, de quien descubrimos tiene ciertos negocios turbios con el mentado contratista y también ciertas deudas con algunos personajes bastante oscuros, entre ellos, el pandillero Bunky Collier. Barrow lo visita y le pide un plazo de dos semanas para la entrega del dinero de la deuda. Collier se niega y le dice que tiene sólo una semana; además lo somete y le arranca, sin anestesia alguna, un diente.

Durante las rondas por la sala de convalecencia, Thackery encuentra a un paciente con aneurisma. Decide que debe operarlo urgentemente. Algernon Edwards recomienda un tratamiento galvánico que ha tenido éxito en Europa. Thackery se niega a seguir esa vía, y el paciente muere en la operación, donde no ha sido admitido Edwards. Más tarde, Thackery y sus tres asistentes conversan sobre el tratamiento galvánico. En lugar de dirigirse a él, Gallinger, Bertie y Cleary irrumpen de noche en la oficina de un doctor que recibe revistas y diarios europeos. Encuentran lo del tratamiento gálvanico pero en francés.

Edwards, por su parte, aislado en una «oficina» en los oscuros sótanos del hospital, se ha propuesto darle un mejor uso al sitio, y atiende allí, clandestinamente, a una mujer de raza negra. Ella le dice que tiene un familiar con ciertas dolencias, y le pregunta si no sería molestia que Algernon lo atendiera. El médico le dice que vaya a visitarle, que lo atenderá.

Thackery, al terminar el día, vuelve a la casa de opio en el barrio chino, donde descubrimos que al parecer tiene una amante. Y finalmente, Edwards, ya en su casa, se encuentra de nuevo con el vecino agresivo, que lo toma de la solapa y le espeta que se cree mejor que los demás. Para sorpresa de todos, el educado Algernon Edwards le da una gran paliza. Antes de retirarse, le deja unas vendas y un frasco de medicina.

 

Etiquetas:

General

archivos
 

etiquetas
 

más comentados