Esta semana, continúa el ciclo dedicado a Hayao Miyazaki…

por max 24. octubre 2011 08:07

 

Los filmes para el martes y el miércoles son:

Ponyo en el acantilado del mar (Gake no ue no Ponyo, 2008): En un mundo sacudido por un mar encolerizado por causa de la contaminación, un pececito se escapa de sus más profundos refugios y se convierte en una pequeña niña que sale a la superficie y entabla amistad con un niño soñador. Dirigido, producido y escrito por Hayao Miyazaki, este film, según cuenta el mismo Miyazaki, obtuvo su inspiración inicial del cuento «La sirenita» de Hans Christian Andersen, así como de la ópera de Wagner Die Walküre. El film gira en torno al tema de la contaminación de los mares, y por qué no, en torno al vuelo. Y digo al vuelo, porque muchas de esas imágenes marinas, de esas imágenes bajo el mar, nos llevan a pensar en los recorridos aéreos que tanto apasionan a Miyazaki. Por cierto, para seguir con el tema de las obsesiones de Miyazaki, sepan que el artista se encargó él, personalmente, sin ayuda de nadie, de crear nada más y nada menos que los movimientos de las olas en el film. ¿Cualquier cosa? Pues no, la película transcurre en una ciudad marina, y la presencia de las olas, más que constante, es omnipresente.

Ponyo en el acantilado del mar, este martes 25 de octubre.

 

 

Whisper of the Heart (Mimi wo Sumaseba, 1995): Unos de los últimos filmes dirigidos por Yoshifumi Kondō, quien murió en 1998 de un aneurisma. En estos últimos tiempos, Kondō trabajó en exclusiva para los estudios Ghibli. El guión es del maestro Miyazaki, quien también dirigió las escenas de los paisajes, realizados éstos por el pintor surrealista japonés Naohisa Inoue. Inoue, diseñador gráfico, ilustrador y artista plástico, es muy conocido por haber creado el mundo fantástico de Iblard. Inoue siempre ha sido un gran fan de Miyazaki, y por supuesto, no dudó en trabajar con el maestro cuando éste lo invitó. De hecho, algunas de las pinturas de los paisajes de Iblard fueron usadas en el film.

Whisper of the Heart nos cuenta una historia asentada en la realidad, pero llena de vuelos de la fantasía. Se trata de una pieza delicada, una pequeña historia de amor entre dos chicos que terminan comprendiendo que el amor no sólo es maravilloso, sino que nos ayuda a ser mejores personas, a superarnos en la vida. Claro, cuando es amor verdadero, cuando no es un amor egoísta. En el film hay ideas, momentos, situaciones realmente llenos de sensibilidad y maravilla. La manera cómo Shizuku y Seiji se conocen es enternecedora, misteriosa y llena de picardía. El inicio de la conquista y el encuentro se da a través de los libros, pues cada libro que lee Shizuku en la biblioteca, es solicitado luego por Seiji. Tal extraña coincidencia hace que Shizuku empiece a sentir curiosidad por el misterioso chico que, en un principio, pareciera estar sacando por casualidad los mismos libros que ella. Si esta pequeña historia no es una obra maestra de la imaginación, no sé qué otra cosa podría serlo.

Whisper of the Heart, el miércoles 26 de octubre, por Max.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados