El mundo de Roger Corman, documental que celebra al rebelde número uno del cine norteamericano

por max 5. mayo 2014 05:06

 

 

Roger Corman es el hombre de la rebeldía, el rey por excelencia del cine independiente. Claro, hoy día, cuando uno habla de cine independiente habla en la mayoría de los casos de un trabajo artístico un poco más intelectual y exquisito, ¿cierto? No obstante, el verdadero cine independiente comienza con los realizadores del llamado cine B. Recordemos que en sus inicios las películas del cine B son aquellas que forman parte de la doble función de las salas de cine (los grandes estudios están, en este momento, en poder también de la distribución y de las salas de cine); es decir, la película A es la película grande del estudio, la que ha costado dinero, mientras que la película B, proyectada antes del gran estreno, es la cinta de bajo presupuesto y de poca calidad que está allí de relleno, como un extra para que la gente sienta que está obteniendo más por su dinero.

Varias fueron las razones que llevaron a los estudios a realizar películas B: primero, como lógica evolución del espectáculo de variedades que se presentaba antes de pasar la película de estreno. Tal espectáculo, en sus inicios, consistía en algún pequeño acto de circo o incluso en la proyección de un cortometraje. Lógicamente, esta función previa fue evolucionando, volviéndose cada vez más compleja hasta llegar a una película. En segundo lugar, también influyó la crisis económica norteamericana, que, incluso desde los veinte alejó de las salas al público. Es decir, las películas B surgieron como un incentivo para aquel que debía decidir si gastar o no el poco dinero que tenía en sus bolsillos. Pero, ¿qué eran en específico estas películas de clase B? Pues filmes muy baratos, producidos con muy pero muy mínimo presupuesto, y con temática de la cultura popular, como terror o ciencia ficción.

Con el tiempo, este cine B se convirtió en un negocio en sí mismo. A un lado de los grandes estudios (que fueron los productores originales de estas películas) surgieron compañías dedicadas en exclusiva a su producción. Así que, en los cuarenta, cuando por ley se rompe el monopolio de distribución de los grandes estudios, las películas B siguen produciéndose. Y ya para finales de los sesenta, cuando los códigos de censura se relajan, estas películas comienzan explotar temáticas aún más atrevidas. Y digo aún más, porque desde hacía años el cine B estaba haciendo prácticamente lo que le daba la gana. Como se trataba de películas que estaban allí como de más, a nadie le interesaban y por lo tanto nadie las vigilaba estrechamente. Eso dio mucho campo para la experimentación tanto de temas como de formas. Para cuando las leyes de censura se relajaron, el terreno ya estaba abonado para abordar y explotar nuevos temas. Fíjate que he usado la palabra explotar, pues el calificativo que se le dio a estos nuevos filmes tipo B fue el de explotation: se explotó el sexo, la raza (estábamos en los años de las luchas por los derechos civiles), se explotó la violencia, la sangre, la vulgaridad.

Roger Corman viene a aparecer en estos años. Era un director de películas B, y trabajaba para una compañía que hacía películas B, la American International Pictures (AIP), gracias a la cual Corman hizo la serie de filmes basados en los cuentos de Edgar Allan Poe. Esas películas, ya se sabe, fueron el comienzo de la leyenda Corman, un director que quería hacer películas que le gustara a la gente, películas entretenidas y sobrecogedoras que te hicieran pasar un buen rato. Por supuesto, eso también es lo que quiere Hollywood. La diferencia es que Corman no se dejaba enredar por los grandes ejecutivos y las hacía con bajísimo presupuesto. Nuestro hombre incluso llegó a independizarse, a fundar su propia compañía con el fin de seguir haciendo lo que mejor le parecía con guiones rápidos, producciones baratas (incluso en escenarios de otras películas) y filmaciones donde no se les exigía nada a los actores ni tampoco se repetían tomas. Cabe decir que en muchas de esas filmaciones estuvieron quienes luego serían grandes artistas de la industria como Jack Nicholson, Martin Scorsese y Peter Fonda, entre otros.

El documental El mundo de Roger Corman (Corman's World: Exploits of a Hollywood Rebel, 2011) de Alex Stapleton nos habla de este cineasta legendario que en su época llegó a decir que había logrado hacer más de cien películas sin gastar un centavo. En realidad ahora son más de cuatrocientas… sin gastar un centavo. Allí estarán, para hacerle homenaje, aquellos que le deben y que le deberán la pasión por el arte: Tarantino, Scorsese, Nicholson, Robert De Niro, Jonathan Demme, Peter Fonda, Bruce Dern, Peter Bogdanovich, William Shatner, entre otros tantos.

El mundo de Roger Corman este martes 6 de mayo, por Max.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

Ciclo de B Movies de Terror, segundo jueves con The Little Shop of Horrors

por max 6. septiembre 2011 08:05

 

A la medianoche, cuando salen los espectros, los monstruos, los vampiros y las brujas, a la medianoche, cuando se abren las puertas del más allá, de la dimensión desconocida, Max continúa con su ciclo especial de B Movies, y esta vez nos trae el film The Little Shop of Horrors (1960), todo un clásico, un film de terror aderezado de mucho humor dirigido por el maestro del cine B, el gran Roger Corman.

Corman ha alcanzado una categoría que muchos quisieran y que pocos logran: el de director de culto. Porque eso es sin duda, un director de culto. Un hombre tenaz, apasionado por el cine que ha hecho terror, ciencia-ficción, westerns, cine erótico y más durante décadas, y siempre con un toque personal que lo coloca por encima de cualquier mediocridad. Con Corman además se han iniciado directores y actores de reconocido talento. Entre los directores tenemos a Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Ron Howard, Peter Bogdanovich, y entre los actores a Jack Nicholson, Peter Fonda, Dennis Hopper y Robert De Niro, entre otros. Con Corman también trabajaron Vicent Price, y Boris Karloff cuando su carrera no iba de lo mejor (por lo que el productor director obtenía a un gran actor por bajo costo). Corman es el mago de los bajos presupuestos, aquel que aprovechaba los sets vacíos de otras películas para él filmar la suya, aquel que dirigió e hizo películas en un dos por tres.

Corman comenzó como mensajero, luego pasó a analista de guiones, y finalmente, en 1955 comenzó a hacer sus películas. Si vas a IMDB, verás que aparece como productor de 396 películas y como director de 56. Supuestamente se retiró al inicio de los setenta, pero no es cierto, Corman ha seguido produciendo, y en 1990 dirigió Frankenstein Unbound. Roger Corman hace cine a toda velocidad, pero no deja de hacerlo. Uno de sus filmes más exitosos, de hecho, lo rodó en dos días y una noche. Corman y el guionista escribieron el guión de una sentada, y después el film se ensayó durante tres días y finalmente fue rodado en el tiempo señalado, con uno que otro material extra dos semanas más tarde. Se sabe que Corman filmó con tres cámaras al mismo tiempo, sin repetir tomas (en esos dos días, pero luego sí tuvo que repetir y filmar algo extra) y sin prestarle mayor atención a la iluminación. El escenario utilizado fue el de una película que estaba por comenzar a ser filmada; Corman hizo unos cambios en set y así estuvo listo para filmar. La película dicen que costó entre 20.000 a 30.000 dólares. Como dato extra a toda esta lista de curiosidades, debo decir que el film fue el cuarto de Jack Nicholson como actor, y el primero como actor con Roger Corman.

The Little Shop of Horrors es considerado el clásico de los clásicos del cine B. En 1986 se le realizó una versión cinematográfica con los actores cómicos del momento (Rick Moranis, Steve Martin, James Belushi, John Candy, Christopher Guest, entre otros), y hasta se le realizó una versión en Broadway que fue todo un éxito. Al parecer, hay otra versión de cine en camino.

The Little Shop of Horrors, no te la pierdes dentro del ciclo de películas B de medianoche, el jueves 8 de septiembre, por Max.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados