District 9, o Blomkamp, el heredero del arte de la ciencia ficción

por max 4. noviembre 2011 11:59

 

En 1950, con Crónicas marcianas, Ray Bradbury imaginó y contó la llegada del hombre a Marte, la colonización del planeta, la extensión de la cultura marciana bajo la bota de la humanidad. Ahí el autor nos hablaba de la guerra, de la capacidad de destrucción del hombre, del racismo. La siempre malhadada ciencia ficción es un género que, en manos de un artista verdadero, puede alcanzar alturas del arte. Crónicas marcianas es un ejemplo de los tantos en la literatura. Podríamos nombrar Blade Runner, 2001 Odisea del espacio, o Solaris en el cine, y hay más.

Ditrict 9 (2009), dirigida por Neill Blomkamp, es un film que se presenta como uno de esos dignos herederos de Crónicas marcianas. Su centro, al igual que en la referida obra de Bradbury, es el hombre y su capacidad para crear caos; su insólita capacidad para ejercer el mal en nombre de un supuesto bien de la humanidad. Blomkamp, un joven director de 32 años (nació en 1979) se ha hecho un lugar de prestigio dentro del mundo del cine de ciencia ficción. De hecho, en 2009, la revista Time lo sitúa entre las 100 personas con más influencia en el mundo. Blomkamp quedó entre los artistas de más influencia, gracias a su primer largometraje, precisamente, District 9, realizado con muy pocos recursos y con poca expectativa comercial, pero que finalmente terminó siendo un éxito de taquilla y de la crítica. Blomkamp originalmente dirigiría el film Halo, basado en el famoso video juego. Halo contaba con la producción ejecutiva de Peter Jackson, quien había quedado asombrado con los cortometrajes de Blomkamp, pero después de varios intentos, el financiamiento del film colapsó, y Jackson, con menos dinero en manos, decidió trabajar con el joven director un film inspirado en uno de sus cortometrajes. Blomkamp es surafricano, emigrado y graduado en Canadá en el programa de Animación 3D y efectos especiales de Vancouver Film School. Su corto, Alive en Joburg (2006) transcurre en Johannesburgo, y nos presenta a un grupo de extraterrestres refugiados en una zona marginal de la ciudad, donde viven en condiciones infrahumanas. El corto tiene mucho de cine documental, parece un micro para una cadena de noticias, con entrevistas a autoridades, testigos, y hasta a los mismos extraterrestres. Jackson vio la posibilidad de adaptar para largo este corto tan particular, y así lo hizo junto a su director. El film llegó a cartelera sin grandes expectativas, pero terminó siendo toda una sorpresa para el público y para la crítica. Recibió nominaciones en los BAFTA, en los Golden Globe, en los premios de los críticos de Los Ángeles, de Chicago, de Toronto, y por supuesto en el Oscar, donde obtuvo cuatro nominaciones: Mejor edición, Mejores efectos especiales, Mejor guión adaptado y Mejor película. Como muchas ya saben, el premio a Mejor película se le da al productor, por lo que aparecía Jackson en la lista y no Blomkamp. Blomkamp, en cambio, sí fue nominado a Mejor guión adaptado. Es decir, lo nominaron por adaptar su propia historia.

District 9 toma caminos parecidos a los del cortometraje, pues se sitúa en el gueto de los extraterrestres, accidentados en nuestro planeta por carencia de una energía especial que mueve sus naves. La presencia de la madre nodriza, inútil pero flotante sobre la ciudad, es de una verdadera belleza. Como en el corto, Blomkamp mantiene el estilo documental y de cinema verité, trabaja con maestría los efectos especiales, pero esta vez se adentra en las historias de los alienígenas insectos, a quienes el cineasta convierte en los protagonistas del film. Una historia de libertad, de paternidad, una historia que nos muestra que hasta el mal habita en los seres humanos, oprimidos y poderosos, que el racismo es miedo e ignorancia, y que esa misma ignorancia no sabe responder de otra manera sino con violencia. Se trata de la misma ignorancia, el mismo miedo, la misma soberbia, el mismo egoísmo (la ignorancia suele ser soberbia) y la misma violencia que llevó a los españoles a acabar con las culturas indígenas de América, el mismo cóctel letal que nos presenta Bradbury en Crónicas marcianas.

District 9, este domingo 6 de noviembre, por Max.

Y no te pierdas acá, lo que Max también ha preparado para ti.

 

Más de Hammer y Christopher Lee, en el presente y en el futuro

por max 9. marzo 2011 05:09

 

    

Aunque Hammer se fundó en 1934 y su época de esplendor tuvo lugar entre las décadas de los sesenta y setenta con aquellos famosos filmes de horror, la compañía retomó sus actividades para el cine a principios del siglo XXI con Let me in, la adaptación de Let the Right One In (Låt den rätte komma in, 2008) del director sueco Tomas Alfredson, uno de los filmes de vampiros más originales y de mayor calidad plástica de la primera década del XXI, y que hemos podido disfrutar por Max. La versión de Hammer se estrenó en cartelera en octubre de 2010 y está dirigida por Matt Reeves, el creador de la serie de televisión Felicity. Paradójicamente, Reeves es fanático de los filmes de terror. Let me in está protagonizado por dos jóvenes actores, Kodi Smit-McPhee, quien realizara un papel bastante difícil en The Road (2009), film basado en la novela de Cormac McCarthy ganadora del Pulitzer, y por Chloe Moretz, quien en este momento se encuentra filmando Hugo Cabret de Scorsese.

Hammer prepara otros dos filmes para el 2011. The Woman in Black, una historia, por supuesto, de terror, protagonizada por Daniel Radcliffe, el ínclito Harry Potter de la gran pantalla; y The Resident, film dirigido por el afamado director de video clips, el finlandés Antti Jokinen. The Resident, trabajo muy marcado por el suspenso, está protagonizado por Hilary Swank, y cuenta en su reparto con Christopher Lee. Es público y notorio que Lee, en estos últimos años, ha conocido un resurgimiento muy notable en su carrera, gracias, fundamentalmente, a dos directores de renombre en el campo de la fantasía: Tim Burton y Peter Jakson. Con Jackson, lo tenemos siempre en la saga de El Señor de los anillos, donde interpreta al oscuro mago Saruman; también lo veremos pronto en los filmes de El Hobbit. Con Burton, en filmes como Sleepy Hollow (1999) y Charlie and the Chocolate Factory (2005). Su voz profunda, por supuesto, también ha tenido trabajo en las series para televisión de Las guerras de las galaxias y en filmes de Burton como Corpse Bride (2005) y Alice in Wonderland (2010). Lee se encuentra trabajando en la actualidad en el Hugo Cabret de Scorsese.

Este mes, disfruta de Christopher Lee y de las producciones de Hammer, por Max. Y recuerda, el próximo sábado, la tanda completa.

Descubre Max.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados