Génova, o la familia y sus calles laberinto

por max 11. abril 2011 09:06

    

    Un puerto se abre al mar, el mar que es el morir, como dicen las famosas coplas de Jorge Manrique. Allí, en tierra, los hombres pululan por las callejas estrechas de aquel puerto. Se trata de Génova, laberinto de calles antiguas, donde se encuentran y desencuentran las sombras, los hombres, el pasado, el presente, los fantasmas. La ciudad y sus hombres, los hombres y sus ciudades. Espejos, espejos que se mueven ante la muerte. En Génova (2007), del director británico Michael Winterbottom, la muerte de la madre arroja a una familia naufragada en el dolor al antiguo y fascinante puerto italiano. Así, el mar, como metáfora de esa muerte, se vuelve una enorme ausencia, tan enorme que se siente, tan enorme que se manifiesta por las calles del puerto. Un padre y sus dos hijas estarán allí, en ese laberinto, tratando de encontrarse entre espectros y despertares sexuales. ¿Qué es una familia? ¿Cómo una ciudad puede reconformar una familia? ¿Cómo los hombres son ciudades? Michael Winterbottom (Welcome to Sarajevo, Wonderland, Code 46, 9 Songs) es un director de interacción entre las ciudades y su gente, y esta vez nos trae una historia donde él, padre de dos hijas en la vida real, nos presenta una historia muy íntima, cargada de miedo, tragedia y ternura en la que este padre, interpretado por Colin Firth, tendrá que atravesar todos los laberintos, todas las calles del alma, para reencontrarse a sí mismo, a sus hijas, y al sentido profundo de la palabra familia.

    Génova, este miércoles 13 de abril. Descubre Max.

     Para retransmisiones haz clic acá.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados