La quise tanto, dos hombres un mismo hombre, un solo amor

por max 5. diciembre 2011 07:31

 

La quise tanto (2009) de la directora y actriz Zabou Breitman, es básicamente la historia de dos hombres. Uno presente y otro ausente. Aunque quizás, en el fondo, es la misma historia de un hombre, convertida en espejo. Pierre (Daniel Auteuil) tiene frente a él a su nuera Chloe (Florence Loiret Caille), pero en realidad ella no es ella, sino la historia de él, su propia historia con una variante, con una decisión que Pierre no quiso tomar. Su nuera acaba de ser dejada por el hijo de Pierre (el otro hombre ausente de esta historia, alter ego de Pierre) para irse con su amante. Ante este hecho, Pierre, de pronto, empieza a contar un secreto, una vida secreta, un amor secreto. Hace veinte años, él se enamoró de otra mujer, de Mathilde (Marie-Josée Croze). Casado, con dos hijos, con estabilidad burguesa, Pierre se lanza a los brazos de una amante que termina convirtiéndose en lo que él llama el amor de su vida. No obstante, al contrario que su hijo en el presente del film, Pierre no da el paso final. En su momento, le atemorizó perder lo que tuvo y lo que tiene, casa, carro, comodidades. No quiso la debacle social y económica, prefirió la debacle del alma. Ahora, muchos años después, cuenta esa historia con su voz y sus ojos tristes, se muestra así mismo como el producto de un fracaso. No sabemos si Chloe entienda o no, no sabemos si está dispuesta a comprender las razones de su esposa, el hijo de Pierre; lo importante es que Pierre se ha liberado, y ha dejado entrever complejos dilemas de vida. En una sociedad donde se idealiza el amor, ¿qué tan catastrófico puede resultar decidirse, precisamente, por el amor? ¿Puedes querer a dos personas a la vez? Si de la vida, lo más importante es vivirla, ¿entonces por qué muchos andan muertos en el matrimonio y sólo se despiertan, se siente realmente vivos, cuando les llega el romance? ¿Y dónde queda entonces la pareja del matrimonio, aquella persona que quizás siga amando, o que quizás ya tampoco ama, pero que de igual manera no quiere perder lo que tiene? Como todo buen film, Zabou Breitman nos deja más preguntas que respuestas; nos deja inquietudes, nos enfrenta a nosotros mismos, a ese otro que somos, a ese otro que somos nosotros mismos. Por eso he dicho al principio que La quise tanto es la historia de dos hombres; no solamente la del hijo ausente y el padre derrotado, sino también la del hombre que amó y fue feliz a tijerazos y la del mismo hombre que aún ama pero que no se atrevió a vivir plenamente.

La quise tanto, este miércoles 7 de diciembre, por Max.

Para retransmisiones, haz clic acá.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados