Especial Día Internacional de la Mujer

por max 7. marzo 2013 06:11

 

En Max creemos en las mujeres. Más que creer, estamos con las mujeres. Y por ello, porque en Max sabemos que las mujeres son las protagonistas absolutas de estos tiempos, hemos preparado un especial dedicado a ellas para este viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

 

Comienza tu viernes dedicado a ellas con La fuente de las mujeres (2011), del cineasta franco-rumano Radu Mihaileanu. La historia de un grupo de mujeres que, como en la Lisistrata de Aristófanes, deciden dejar de llevar agua del pozo al pueblo hasta que los hombres, que nunca han movido un dedo al respecto, les presten ayuda. Leila (Leïla Bekhti), será la protagonista de esta historia ambientada en alguna población lejana al norte de África.

 

 

Continúa el especial con Potiche (2010), comedia de François Ozon protagonizada por Catherine Deneuve, una señora de su casa, muy bonita y muy bien vestida que un día decide dejar de ser un adorno costoso (lo que en francés se entiende como potiche) y pasa a convertirse en la líder indiscutible de la fábrica de paraguas de su marido. Contaremos también con la participación de Gérard Depardieu, en el rol de un viejo enamorado que pasará a formar parte de la nueva vida de la ex señora decorativa. Comedia ligera, perspicaz, inteligente, estridente además, cargada de colores e imaginaría kitsch, pues la cinta tiene lugar en los setenta.

 

 

Y finalizamos con Vincere (2009), del veterano director Marco Bellocchio, una película apasionada, grande, dramática, que nos cuenta la historia de Ida Dalser (Giovanna Mezzogiorno), primer amor de Benito Mussolini (Filippo Timi), supuesta primera esposa y madre incluso de un varón de nombre Benito Albino (también interpretado por Filippo Timi). La historia nos narra los primeros años de amor de Mussolini con Ida, nos muestra cómo ella fue su suporte, incluso económico (vendió todo lo que tenía para financiar sus actividades políticas), y nos muestra también, en una dura y conmovedora segunda parte, cómo años después, estando ya el Duce en el poder, esta mujer fue sometida al repudio y la percusión con el fin de ocultar aquel secreto de juventud del líder nacional socialista.

 

Ya lo sabes, este viernes 8 de marzo, disfruta del especial del Día Internacional de la Mujer que Max ha preparado para ti con los filmes La fuente de las mujeres, Potiche y Vincere.

 

Mujeres luchadoras, drama, comedia, cine de primera, ¿qué ves cuando ves Max?

Noticias del cine que le gusta a Max…

por max 18. febrero 2013 11:40

Michaël R. Roskam

 

Al parecer, el director belga Michaël R. Roskam, luego de su exitoso Bullhead, film que estuvo entre las nominadas al Oscar a Mejor Película Extranjera, trabaja ahora en varios proyectos, incluso alguno con HBO titulado Buda Bridge. Pero allí, más a la vista, se encuentran The Tiger, cinta que al inicio estaba contemplada para Darren Aronofsky (Pi, Requiem for a Dream, The Wrestler, Black Swan). The Tiger es la historia de un tigre que ataca y devora humanos en un pueblo siberiano. El guión es de Guillermo Arriga (Amores Perros, 21 Gramos), y se dice que Brad Pitt está anotado para la cinta. Otra posibilidad es la adaptación en largo de un cuento de Dennis Lehane. La cinta se llamaría Animal Rescue, y trataría, precisamente, sobre el dueño de un bar que rescata a un perrito, y termina metiéndose en problemas muy serios por esa simple causa. Pues bien, ya sabremos con cuál proyecto se queda Roskam.

 

Manoel de Oliveira es uno de los directores de cine más viejos del mundo, todavía activos. Tiene, si no me equivoco, 103 años, 60 filmes en su haber, y todavía piensa filmar otro. En esta oportunidad se trata de A Igreja do diabo, adaptación de un cuento homónimo del brasilero Machado de Assis. En este caso, Oliveira se va más allá, e integra dos cuentos más para componer un tríptico que incluye la visita del diablo a la Tierra, un caso de adulterio («Missa do Galo»), y las desilusiones de un ornitólogo («Ideias do canário»).

 

El director y guionista italiano Marco Bellocchio, desarrolla para 2013 La Priggione di Bobbio, un drama del siglo 16 con un costo de un millón y medio de euros, y para 2014, una adaptación de cinco millones de euros de la opera Pagliacci de Ruggero Leoncavallo. La Priggione di Bobbio nos sitúa en los tiempos de la Inquisición, y nos presenta a una mujer seductora acusada falsamente de ser bruja. Pagliacci, como sabemos, es la historia de unos amantes, de una infidelidad y de la consecuente tragedia, pero en esta oportunidad, al parecer, Bellocchio ha trasladado los hechos a una institución mental. El film contará con actores de ópera y con una orquesta tocando en vivo durante la filmación.

 

No te pierdas este mes en Max: Bullhead, de Michael R. Roskam, El extraño caso de Angélica, de Manoel de Oliveira, y Vincere, de Marco Bellochio. ¿Qué ves cuando ves Max?

 

Para transmisiones ver acá:

Bullhead: http://www.hbomax.tv/sinopsis.aspx?prog=CEL206301

El extraño caso de Angélica: http://www.hbomax.tv/sinopsis.aspx?prog=PYR198544

Vincere: http://www.hbomax.tv/sinopsis.aspx?prog=CEL188163

 

Vincere, o nada vence si ya está muerto

por max 15. junio 2012 09:24

 

Esta era la idea, muy de la modernidad; esta era la idea en la cabeza del joven Mussolini: emanciparse de todo mal, de todo los males del hombre: la religión que siempre lo ha pisoteado con su dogmatismo, con su oscurantismo; la monarquía egoísta y parasitaria; la ignorancia, el oprobio, la pobreza. Mussolini era un hombre instaurado en el pensamiento de la modernidad y quería salvar el mundo. Él creía que los grandes argumentos de su tiempo, en este caso el socialismo, nos llevarían a todos a un futuro mejor. La modernidad y sus maravillas, el uso de la razón, la idea de progreso forjarían al hombre perfecto, al hombre justo, al hombre ejemplar. En Vincere (2009), el veterano director Marco Bellocchio, nos muestra un primer momento de este Mussolini idealista (Filippo Timi), que corresponde a la modernidad. Un hombre joven lleno de ideales que se enamora, que es humano y que tiene un hijo con su amor, Ida Dalser, interpretada magistralmente por Giovanna Mezzogiorno. Luego este líder político, tan humano y cercano, se nos perderá en la niebla del poder y se negará a sí mismo. De aquel soñador de la razón (el sueño de la modernidad es el sueño de la razón) pasará a ser un monstruo perdido e inaccesible, un monstruo que Bellocchio deja ver ya no a través de Timi, sino de las imágenes reales de archivo. Pareciera que no hay otra manera de verlo en su monstruosidad, sino por medio de esa distancia. El cineasta nos muestra así lo inútil de ese proyecto de la modernidad, la muerte de esos ideales, de esos argumentos, nada más y nada menos que en plena ebullición y gloria de los mismos. Bellochio, con esta película apasionada, grande, dramática, retrata la cara verdadera del gran sueño bestial. No puede ser humano, no puede llevar a la perfección de la humanidad, aquel que abandona el amor, aquel que deja a un lado su paternidad, y que miente para hacerse de poder, y que superpone los intereses a su alma. Esa mujer que durante tantos años fue ocultada, que fue borrada de la historia oficial, es una demostración más de la farsa, de la mentira que yacía detrás del Duce y sus palabrerías. Venceremos, venceremos gritaban aquellos que creían tener la razón a la luz de su razón. Venceremos, y si no vencemos, moriremos. Vencer o morir. Mussolini no venció, porque Mussolini estuvo muerto mucho antes de que lo mataran. Mató el amor en pro del egoísmo y del poder. Esa mujer, Ida Dalser, que recorre con mirada y arrebato todo el film, es la testigo viva de un fracaso. Porque nadie vence si se traiciona a sí mismo, nadie vence si niega otros aspectos fundamentales del ser humano, como el amor, la paternidad, la fidelidad. Nada se gana, nada vence, cuando de entrada, el ser humano ya está muerto.

Vincere, este domingo 17 de junio. Reinventa, reimagina… Descubre Max.

Para retransmisiones, haz clic acá.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados