Gummo, o el terror de la miseria

por max 27. julio 2011 14:29

    

Es terror, lo que uno siente es terror. Y menos mal que no hicieron un film titulado Being Harmony Korine, porque la mente de este director y guionista nacido en 1973 no debe ser muy agradable de visitar. La de Malkovich, está bien, pero la Harmony. En 1995 se estrenó como guionista con el film Kids de Larry Clark, una cruda historia sobre un grupo de patineteros adolescentes en el contexto de la promiscuidad y el SIDA. Kids aportaba una visión pesimista de la juventud norteamericana. Allí no había esperanza, allí sólo había decadencia y locura. Pensar que los muchachos son así, pensar que el futuro no tiene esperanza, daba miedo, mucho miedo. Pero Harmony no se conformó con sembrarnos esos terrores, y dos años después nos lanzó en la cara Gummo. Con su primer largometraje, el joven cineasta vuelve a mostrarnos una historia poblada de muchachos en un contexto digamos tribal, en algunos casos familiar (si familia es la palabra adecuada, lo dudo), dentro de una historia fragmentada, sin centros, sin tramas que guíen el decurso, muy al estilo documental incluso. Korine una vez más vuelve a lanzarse en las oscuridades del alma, y usa para ello la metáfora del tornado. Una población arrasada por un tornado es también el espíritu, el alma de los que allí viven. Gente arrasada, gente sumida en el ventarrón letal de los tiempos, en el olvido suburbano. Allí donde no llega el futuro, la tecnología, el bien común corporativo, la caridad mediática, las acciones humanitarias, la salvaguarda del medio ambiente, la moralización de los negocios y de la política, allí donde no se debate el acoso sexual, ni el aborto, allí donde no importan las cruzadas de los valores y el espíritu de responsabilidad de los gobiernos y las empresas, en ese lugar olvidado de la gran sociedad del progreso, residen estos seres hundidos en el fango de los instintos. Nada media entre ellos y el desenfreno, porque en un lugar arrasado y olvidado no existen estructuras de contención, porque la ley es una referencia lejana. Gummo da miedo, causa terror, porque Harmony Korine nos muestra las caras del despeñadero, del basurero, de aquel lugar donde va a parar el desperdicio de la sociedad lustrosa, aquello que no gusta, aquello que no se quiere porque no produce, porque no es bonito, porque nació con algún gen estropeado, porque no se ha alimentado bien y porque no ha desarrollado su cerebro como se debe. Ese muchacho feo de la casa, que vive en el cuarto del fondo, y que lo sacan a dar una vuelta cuando no hay visitas, eso es Gummo.

Gummo, el viernes 29 de julio, por Max.

Para retransmisiones, haz clic acá.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados