Last ride, o por las carreteras con Hugo Weaving

por max 14. agosto 2011 16:01

 

Last Ride (2009) es una road movie, pero su paisaje no acontece en los Estados Unidos, patria de las road movies. Los caminos de este film recorren las enormes tierras del outback australiano, mostrando naturalezas magníficas, pocas veces contempladas y disfrutadas. No obstante, en el film no hay lugar para la serenidad de la mirada. La esencia de las road movies es moverse hacia la violencia —con mayor o menor intensidad— de los hombres y de los paisajes. Acá la violencia se genera desde el personaje interpretado por Hugo Weaving, un delincuente, un padre violento que en su inexorable huida termina llevándose a su hijo por las rutas enormes de Australia. Weaving, actor de probados talentos, es mejor conocido por estos lados del mundo gracias a la saga de El señor de los anillos y a la trilogía de los hermanos Wachowski. Recordemos que The Matrix es de 1999. Ese año, Weaving iniciaría su periplo como el agente Smith, y el gran público se iría tras la pista de este actor que tanto fascinaba en su rol de enemigo cibernético. El primer film de El señor de los anillos data de 2001. Allí, Weaving interpreta a un personaje totalmente diferente: el sereno y sabio elfo Elrond. No obstante, cabe decir, que en Estados Unidos un público más reducido y especializado en cine lo había conocido ya un tiempo antes por medio de una película independiente australiana: The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert (1994), una comedia también del paisaje australiano (otra muy singular road movie en clave de humor) donde Weaving encarna a un delirante draq queen. El film fue tan exitoso en el circuito de películas de arte que luego Hollywood haría al año siguiente su propia versión, lamentable cabe decir, bajo el nombre de To Wong Foo Thanks for Everything, Julie Newmar. Por supuesto, Weaving no estaría ahí, no era digno, no era la suficientemente famoso. Los héroes de aquel descalabro serían Wesley Snipes, Patrick Swayze y John Leguizamo. Pero volvamos a Weaving. Aunque el público norteamericano y la crítica le habían puesto el ojo encima, Weaving ya era un reconocido actor de cine en Australia, su país, con filmes —australianos— como Proof, de 1991, o The Interview, de 1998. Galardonado como actor con el equivalente al Oscar de Australia, Weaving fue desde sus inicios un intérprete con los caminos abiertos hacia la fama. No es de extrañar pues que Hollywood lo reclamara y le diera roles de peso. Con Last Ride, el actor vuelve a sus predios australianos para realizar esta, como ya conversamos, particular road movie que se complementa además con una variante también excepcional de la historia de aprendizaje, un bildungsroman vertiginoso centrado, por supuesto, en el personaje de Chook (Tom Russell), el hijo, quien se ve sometido a las furias de un padre delincuente que se bate entre el deber paterno y su oscuridad interior.

Poética y violencia, e incluso la poética de la violencia se conjugan con la excelente actuación de Weaving (y no debemos dejar atrás al chico) para darnos un drama fuerte, crudo y al mismo tiempo hermoso.

Last ride, este martes 15 de agosto, por Max.

Para retransmisiones haz clic acá.

Etiquetas:

General

archivos
 

etiquetas
 

más comentados