Side by Side, o Neo preguntándose por los artesanos

por max 10. diciembre 2013 15:37

 

Es curioso: aquel actor que interpretó a Neo en la trilogía de The Matrix, algún día se preguntó por el futuro del cine analógico. O bueno, del film, del formato 35 mm y todos los otros formatos que vienen en rollos. Keanu Reeves, uno de los actores que mejor representan en el mundo la metáfora del ser digital, de ser virtual, fue quién se preocupó. A Neo le importó saber y preguntó.

¿Estamos ya listos con el film? ¿Murió el cine, la película del cine? Así pensó y luego salió a preguntarle a los grandes, y después montó un documental que se titula Side by Side (2012). Fue Reeves el productor y el entrevistador, y el director Christopher Kenneally.

Los entrevistados, nada más y nada menos que David Lynch, Martin Scorsese, Steven Soderbergh, David Fincher, Robert Rodríguez, James Cameron, Danny Boyle, entre otros.

¿Qué respondieron? Pues tal como lo indica el nombre del mismo documental, parece haber un pensamiento allí paralelo. Cierta resistencia pero a la vez una total aceptación de los nuevos formatos, de sus posibilidades, de sus nuevas puertas. También la nostalgia se asoma y la palabra «arte» abre sus puertas. Bien lo sabemos, el arte siempre tiene una vertiente de significados que se detienen en la idea de lo artesanal. De ese trabajo dedicado, detallista, sereno que implica la cosa hecha a mano. En Side by Side ese tema «artesanal» está allí y se confronta a los cineastas para generar en ellos una especie de remordimiento de conciencia, digamos, una especie de nostalgia o paraíso perdido que les sigue taladrando la mente a pesar de haberse abierto por completo al cine digital. Neo vino del futuro y trajo sus preguntas, y los artistas respondieron. En este documental, están sus respuestas.

Side by Side, este martes 10 de diciembre.

¿Qué ves cuando ves Max?

Para retransmisiones haz clic acá.

 

Marathon Boy, una carrera entre los sueños y la pesadilla

por max 24. febrero 2012 09:42

 

Cuando el padre de Budhia murió, su madre no supo qué hacer con él. Budhia tenía apenas tres años. Ella, una mujer de los más bajos estratos de la India, terminó por hacer lo que muchas madres en la miseria hacen: vendió a Budhia por 800 rupias, lo que equivale a unos 20 dólares. El futuro de uno niño vendido no es el más óptimo. Antes que una película de Bollywood, el destino de uno de estos chicos va por los mismos caminos que mostrara Danny Boyle en Slumdog Millionaire (2008). Por fortuna, o eso parece en un primer momento, Biranchi Das, un entrenador de judo y secretario de la asociación local de judo, se fijó en el muchacho. O no precisamente en el muchacho, sino en la capacidad de correr que tenía aquel muchacho. Sí, era buen corredor, y Biranchi se hizo el propósito de entrenarlo. Al final, se lo terminó comprando al otro hombre por las mismas 800 rupias, y Budhia empezó a entrenar, a comer mejor, a vivir mejor. Podríamos decir que el niño tuvo la suerte de hacerse con una nueva vida gracias a su capacidad para correr. Pero aquello que parecía una película con final feliz, terminó complicándose. Las acusaciones empezaron a ir y venir. Sobre todo después de que Budhia ganara un maratón y se hiciera figura pública y apareciera en todas las televisoras y en todos los periódicos del mundo. El niño maratón sí, es magnífico, ¿pero no estarán abusando de él? ¿El tal Biranchi Das no lo estará esclavizando? Del sueño, Badhia saltó a la pesadilla.

Marathon Boy (2010), el documental producido por HBO y dirigido por Gemma Atwal, recoge la controversia, el escándalo de una historia real con ribetes de Charles Dickens, llena de envidia, corrupción, oportunismo, avaricia, intriga política y estrictas leyes y prejuicios casta. Cinco años le tomó a Gema Atwal registrar y armar este documental entre Bollywood y los cuentos de hadas, cinco años de adultos intentando beneficiarse de un niño y cinco años de un niño luchando por salir con bien del torbellino. El documental no se pone de parte de nadie, no muestra buenos ni malos, pero deja, como todo buen documental, como toda obra de arte, muchas preguntas.

Marathon Boy, este domingo 26 de febrero. Reinventa, reimagina… Descubre Max.

Para retransmisiones, haz clic acá.

archivos
 

etiquetas
 

más comentados