Miral, o un judío contando una historia palestina

por max 10. septiembre 2012 10:40

 

Resulta que Julian Schnabel nunca le había prestado gran atención a los asuntos judíos y palestinos, ni mucho menos se había interesado por los temas religiosos hebreos (es newyorkino y judío), hasta que conoció y se enamoró, a sus 59 años, de Rula Jebreal, una atractiva periodista de 37 y de origen palestina. Entonces Schnabel hizo un film, Miral, basado en la biografía de Rula, que cuenta la historia de tres generaciones de mujeres desde la creación del estado de Israel hasta finales de los noventa. Antes de este film, Schnabel había realizado otros tres que le dieron fama en los festivales más prestigiosos del mundo: Basquiat (1996), Before Night Falls (2000), y Le Scaphandre et le Papillon (2007). En Venecia fue nominado al León de Oro por Miral, ganó el premio especial del jurado por Before Night Falls y los premios Unicef y Unesco por Miral; en San Sebastián obtuvo el premio de la audiencia por Le Scaphandre et le Papillon; y fue nominado al Oscar y ganó sendos premios de mejor director en Cannes y en los Golden Globe. Excelentísimo registro para un director que empezara como artista plástico, pues en los ochenta, Schnabel hizo fama dentro del movimiento bad painting, considerado una rama del neo expresionismo, gracias a unas enormes pinturas en ocasiones figurativas, en ocasiones constituidas por meros platos rotos, en ocasiones una mezcla del retrato figurativo y los platos rotos.

Miral, su cuatro trabajo en cine, es producto del amor. Del amor por Jebreal y del amor por su compromiso humano con el conflicto árabe-israelí. Filmada en Israel, y protagonizada por la actriz india Freida Pinto (Slumdog Millionaire), la cinta no es considerada una de las mejores de Schnabel por ciertos críticos, pues la ven como un trabajo demasiado correcto políticamente. Sin embargo, debemos recordar que el film causó indignación entre los grupos judíos de Estados Unidos, por considerarlo anti-israelí. «Mi mensaje es que necesitamos abrir nuestros corazones y considerar a esta gente seres humanos», declaró Schnabel en una entrevista, hablando de los palestinos. Respondió que el desprecio y el odio no eran el estilo tradicional hebreo para tratar a la gente. «Cuando hice el film trabajé tanto con judíos como con palestinos. Todos ellos querían paz», dijo el director, quien no quería hacer otra típica película sobre judíos. Pensaba que la historia judía ya ha sido contada muchas veces, y por ello, decidió narrar la del conflicto entre Israel y los palestinos desde otro lado, desde los palestinos, por medio de la adaptación de la novela de Rula Jebreal, esta joven periodista que, a los cinco años, al morir su madre, fue puesta en un orfanato por su propio padre. Gracias a una beca del gobierno italiano, Jebreal estudió periodismo en la universidad de Bolonia, y terminó convirtiéndose en la primera ancla de origen extranjero en un noticiero italiano. Jebreal cubrió la guerra de Irak, y en 2005, a los 33 años, recibió el premio más importante de periodismo en Italia, el Ischia International al mejor periodista del año. Publicada en 2003, su novela, titulada también Miral, fue un éxito de ventas inmediato por su tratamiento del conflicto de marras desde la visión femenina, centrada especialmente en dos mujeres: Hind, la dueña del orfanato y Miral, una chica que llega al sitio luego de la muerte de su madre.

Schnabel adapta esta historia que se mueve a través de varios momentos históricos y varias generaciones y, tal como en la novela, fija su atención en Miral, una chica de 16 años interpretada por Freida Pinto, su relación con Hind (la actriz Hiam Abbass) y con un militante de la OLP, Hani (Omar Metwally).

Así, Miral pasa a formar parte de la pequeña lista de filmes que en los últimos tiempos han tratado el conflicto árabe-israelita, tales como Paradise Now (2005) de Hany Abu-Assad, pieza nominada al Oscar a Mejor película extranjera, Lebanon (2009) de Samuel Maoz o la maravillosa Waltz with Bashir (2009) de Ari Folman, que tuvimos hace algún tiempo en Max.

Estamos ante un film que adapta una perspectiva humana y sentida, como muchos de estos films que les interesa más el espíritu que la guerra. Una cita que no se hunde en el melodrama y que plantea los aspectos políticos desde el alma de los personajes, sin querer fijar una posición atada a los radicalismos. Entre Hind y Hani estarán los límites del mundo de la chica, quien oscilará entre la acción política, guerrera (o terrorista) y la solución pacifista dada por la educación y lo humanitario en medio de aquel mundo devastado por la rabia, el radicalismo y la guerra.

Miral, de Julian Schnabel, el domingo 16 de septiembre. Reiventa, reimagina… Descubre Max.

Para retransmisiones, haz clic acá.

Vals con Bashir, en el ciclo Oscar fin fronteras

por max 14. febrero 2012 10:32

 

En 1982, las Fuerzas de Defensa de Israel invadieron el sur del Líbano. Su objetivo: expulsar terroristas de la OLP atrincherados en ese país. Ya desde los años setenta, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se había aliado a facciones musulmanas del Líbano, específicamente al Movimiento nacional libanés, con el fin de defender a sus hermanos musulmanes contra los cristianos de dicho país. Cuando Israel entra en Líbano en 1982, lo hace, como ya se dijo, con la excusa de que en este país se escondían guerrilleros o terroristas de la OLP. La incursión comenzó el 22 de junio, un par de semanas antes, el 3 de junio, el embajador de Israel en el Reino Unido, Shlomo Argov, había recibido un atentado por parte de tres presuntos miembros de la OLP. El atentado contra Argov fue el detonante para la invasión y para el infierno que toda guerra desata.

Vals con Bashir (2008) de Ari Folman, es un film que va tras la búsqueda de esa memoria, de ese horror. Instaurado en un bloqueo mental, el director se asume como personaje de este film animado y se sumerge, a manera de documental surrealista, en los recuerdos de varios soldados (los hombres verdaderos se interpretan a sí mismos en la cinta) que participaron en esa guerra, y cuya cumbre del horror fue las matanzas en los campos de refugiados de Sabra y Chatila, donde ocurrieron violaciones, torturas, amputaciones y asesinatos, principalmente a niños, mujeres y ancianos, bajo la excusa de la captura de los mentados terroristas palestinos. La noche que comenzó la masacre (que duró 48 horas), los falangistas cristianos de Líbano entraron al campo mientras el ejército Israelí vigilaba el perímetro y alumbraba con infinitas luces de bengala el cielo bajo los campamentos.

Folman testifica con este film que la guerra no es un lugar romántico para heroísmos ni para forjar grandes hombres. La guerra deja heridas y vacíos en las almas y es un lugar surrealista y pesadillesco. De allí que el cineasta haya adoptado un estilo de animación digital donde predomina lo oscuro y lo melancólico. Los dibujos, aunque sorprendentemente realistas, no fueron rotoscopiados; es decir, no se dibujó encima de un actor o de un persona previamente filmada; los trazos íntegros fueron hechos a mano, la mayoría por David Polonsky, en muchas ocasiones de manera intencionada con la mano menos habilidosa (en el caso de Polonsky, la izquierda) para darle al film ese estilo nada glamoroso que busca fundirse con la temática. Para algunas escenas, sin embargo, se utilizó la animación 3D, sobre todo para los paisajes. Así, Folman se adentra en su memoria y en la de los otros, se adentra en el pasado y en un universo que, según él, sólo puede ser visto como un mundo de sueños de pesadilla, donde tu casa, tranquila y serena, apenas está a unos escasos kilómetros del campo de batalla. El director no sólo demuestra el surrealismo horroroso de la guerra, sino también la esfera del absurdo, donde el ego, la masculinidad mal entendida, los intereses de unos cuanto y los falsos romanticismos yacen en el fondo de las razones más sombrías.

Vals con Bashir fue nominado al Oscar a Mejor película extranjera en 2009. Disfrútala este jueves 16 de febrero, dentro del ciclo Oscar sin fronteras. Reinventa, reimagina… Descubre Max.

Etiquetas:

General

archivos
 

etiquetas
 

más comentados